Las fases del escritor cuando está terminando una novela.

Cuando estamos a punto de acabar una novela, nosotros los escritores, tan en nuestro mundo interior y siempre ajeno a lo que los demás cuchichean a nuestra espalda (a menos que manden indirectas por Facebook o Twitter, que esas las cazamos enseguida), empezamos a pasar por un montón de fases antes de poner ese ansiado "Fin" en el documento. No se libra ningún escritor, creo, de sentir al menos un mínimo de pánico y de pensar unas cincuenta veces al día "¿qué estoy haciendo con mi vida? ¿Por qué oigo voces en mi cabeza? ¿He comido hoy o me he olvidado?". Y es que ser escritor no es fácil. Escribir no es fácil. Quien diga lo contrario es un mentiroso.

Empezamos la fase mirando nuestros apuntes, o haciendo memoria, y recordamos que nos quedan 5 o 6 capítulos a lo sumo. Entonces nos sentimos los reyes del mundo.

¿Qué pasa, tú? Estoy a punto de poner fin y molo cantidubi.

Abrimos el documento, miramos las hojas en blanco, y pensamos:

Oh, sí, baby. Vas a dejar de ser virgen en estos momentos.

Pero pronto nos damos cuenta que hay demasiada presión en nosotros. Dar un final digno, épico, grandioso, maravilloso y demás calificativos geniales a esa historia que está en su recta final.

¿Por qué coño no me sale? ¿Por qué me bloqueo ahora? ¿Por qué no suena épico? ¿Y si luego queda como una mierda? ¿Y si la jodo?

Así que empezamos a dar vueltas por la habitación, meditando, maldiciendo, mirando los apuntes una y otra vez. Asegurándote que realmente ESE es el final, el que tus personajes quieren. Pero te sientes tan perdido que necesitas ayuda de alguien ajeno a ti.

Pero Barry nunca nos salva.

Te pasas dos días perdiendo el tiempo, sobre todo en Facebook, hasta que alguien te pregunta y le dices "trato de terminar una novela, pero me he bloqueado". Y ellos te responden: "pero si ya tendrías que haberla terminado, no seas floja y ponte con ella". Y tú como...

¿Me lo dices tú, sucio mortal, que te la pasas jugando al Candy Crush? 

Pero cuando son varios quienes te lo dicen, tu respuesta pasa a ser:



Una mañana, sin embargo, abres los ojos y esas ganas irrefrenables de escribir regresan a ti. Te sientas delante del ordenador, te olvidas del mundo, sólo escribes. Acabas un capítulo, miras tu libreta, ves que te quedan sólo 3 o 4 capítulos y te sientes Dios. Quieres volar como la de los anuncios de compresas.

¡Lo conseguí! ¡No era flojera, no era flojera!

Los siguientes cuatro días escribes sin parar, hasta la madrugada, hasta que tus ojos pican y ya no sabes qué mierdas estás escribiendo. Pero no puedes parar, y vas a tu cama como:

Bitch, Cervantes me tendría envidia.

Escribes y escribes, todo va genial. Te emociones, te frustras, pierdes tu tiempo buscando canciones o leyendo twitts. Pero escribes, que es lo que importa. Y cuando te vuelven a preguntar cómo te va, pones cara de:

Pensando: te jodes, que me llamaste floja hace una semana. Vete a pedir vidas al Candy Crush.

Y cuando ya solo quedan 2 o 3 capítulos, y no puedes ni dormir bien porque tus personajes no paran de hablarte, vuelves a pasar por la fase del pánico. De "no me concentro, quiero escribir. QUIERO ESCRIBIR". Tus dedos hasta se mueven solos, como si tuvieran un teclado por delante.

¡Ahí viene mi musa! ¡Corre, corre que me alcanza y aún no me he duchado, y llevo cuatro días sin comer!

Pero cuando ya llega el gran día, te aíslas de todos y de todo. No existes para el mundo porque tu mundo está en la historia. Escribes, tecleas, no piensas, no escuchas. Sólo vuelcas todo lo que llevas dentro.

Lalalalala, no estoy para vosotros hoy, a gritar a Twitter.

... Llega el "Fin". Y después de quedarte en shock por un ratito, asimilando que has terminado una nueva historia, y la sonrisa se abre paso por tus labios.

Lo hice de nuevo, jejejeje.

Lloras, pataleas, gritas, das saltos, vuelves a llorar, lo anuncias a bombo y platillo por Facebook, Twitter, Skype, Whatsapp, Line, Tumblr, por la verdulería de tu calle, por todos lados. Y cuando te miras al espejo, te guiñas el ojo y sólo puedes decir:

También puede variar y decir "Soy tan genial que hasta duele verme". Pero ahí ya depende del ego de cada uno.

You May Also Like

13 Sombrereros

  1. JAJAJAJA, me ha gustado un montón esta entrada :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta entrada, de verdad, muy divertida y verídica :D (¡un aplauso a los gifts de Misfits!)

    ResponderEliminar
  3. TOUCHÉ. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. He muerto con los gifs y he reído como nunca, tienes toooooda, todita la razón, yep xDD.

    ResponderEliminar
  4. HAHAHA que bueno :D
    Muy buena entrada ;)

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado este post! Muy divertido y realista a la vez! Solo he llegado al final una vez, pero si...sentí mucho de lo que expresas aqui!!

    Besitosss y a por tu final!!!

    ResponderEliminar
  6. Ja,ja,ja. Me he reído un montón leyendo toda la entrada y es que... ¡Es cierto! Al menos en mi caso, yo también paso por esas fases cuando presiento cerca el final de la novela. En cierto modo somos los reyes y las reinas del drama ; )

    ¡Los gifs me han encantado!

    ResponderEliminar
  7. Es la primer que te leo y llegué de casualidad... Mola mucho esta entrada.... jajaja Cervantes me envidia, se lo cuentas al verdulero! jajaja

    ResponderEliminar
  8. Real como la vida misma... :) Nos reímos, pero es verdad...

    ResponderEliminar
  9. jajajaja que buena entrada, me he reído mucho! la pura verdad vaya.. jaja

    Un beso ^^
    Me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
  10. Oh dios mío qué entrada más buena! jajaja En serio, me ha gustado muchisimo, los gifs super acertados, y el texto tremendo! Que cierto todo..
    Un beso, espero verte por mi blog :)

    ResponderEliminar
  11. OLEEE!! jajajajaja he amado esta entrada!!! mucha razón en todo ^^

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Aparte de ser cierta es graciosa jajaja me encantaaa xD

    ResponderEliminar
  13. Jajajajaja ¡me encantó la entrada! Muy cierta, a decir verdad. Me está pasando algo parecido, pero con la edición xDD.

    Saludos.

    ResponderEliminar

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.