La violación en el género adolescente.

Estoy escribiendo desde mayo (siempre que el trabajo me lo permite) una novela corta de una nueva saga que tengo en mente. La mayoría de ellas son YA/NA, aún estoy pendiente de ver lo que sale. El problema es que ni siquiera sé cómo me decidí a escribir algo así, porque tenía claro que no quería meterme a escribir historias donde el chico malo, en moto o coche, mujeriego, logra captar la atención de la chica buena, la estudiante modelo, que tiene algún trauma o problema que la hace huir de todo. Base incluida en muchas, muchas novelas de este género últimamente. Quería ahondar lo máximo posible en los personajes e ir más allá. Como escritora tengo un fetiche terrible por meterme en lo más hondo del corazón de mis personajes y sacar lo que encuentre, por muy malo que sea.

Imagen sacada de Pinterest.
Tengo claro que en la vida real nadie es bueno o malo, por eso, en la literatura, los personajes son iguales. Que unos se dejen llevar más por la maldad y otros por la bondad no significa que uno sea totalmente malvado, y el otro totalmente bueno. Todos tenemos luz y oscuridad dentro. Eso trato de reflejar en mis obras, a veces lo consigo y otras no.

Esta vez, en cambio, quería probarme a mí misma. Harta de leer libros de adolescentes buenas y chicos malos que en el fondo no lo son, o que siempre es ella la que necesita ser salvada, decidí hacer algo distinto. O no tanto. Sólo quiero aportar mi propia visión de algunos asuntos a través de mis personajes. Espero conseguirlo.

La novela corta que estoy escribiendo ahora (y que espero terminar pronto) se llama Signo Vital. O tal vez la llame Vital. Aún estoy decidiéndolo. ¿Y sobre qué trata? Sobre un tema que sucede constantemente, a veces más cerca de lo que queremos: la violación.

Imagen sacada de Pinterest.
¿Otra novela sobre chica violada? ¡Sí! Sólo que a mí no me gusta eso de tratarlo como un tema superficial, porque no lo es. La violación es horrible y un acto atroz que debería erradicarse de este planeta, un acto que las mujeres no deberían vivir. Que destroza muchas vidas y familias, así como personas que, probablemente, nunca lleguen a recuperarse. Y ahí es donde quiero ir. Hay personas que tardan demasiado, demasiado en recuperarse de algo semajante, y necesitan algo más que el amor de su vida, o un novio súper ideal, para superar algo así. El amor no es algo que todo lo pueda, pero ayuda. Al menos a intentar seguir adelante.

Y en la literatura actual todo se toca como a quien le robaron el coche en una gasolinera una fatídica noche. Superándolo cuando conoce al típico chico que siempre usa a las mujeres por una noche pero que en esta chica encuentra algo especial.

Así que me propuse escribir sobre esto a mi modo, algunas escenas y pensamientos/reflexiones de la protagonista son duras. Puede que algo desagradables. Pero bueno, la vida no es de color de rosa y a mí, cuando escribo realismo, me gusta ser fiel a la vida. Sí, esto es ficción, pero me gusta incluir bastante realidad en lo que escribo. Como digo, es lo que trato.

Nadia es uno de los personajes que más me ha gustado conocer. Creo que tiene pedacitos de muchas personas que me he encontrado a lo largo de mi vida, y que aporta una visión más realista de lo que ocurre. Por muy desagradable que suene, he tenido la poca fortuna de encontrarme con chicas que han sufrido esta aberración, y aunque Nadia no está basada en ninguna de ellas y sus historias, hoy, cuando me senté a escribir, deseé que este tipo de cosas tuvieran que investigarse en Google como algo que ocurrió en el pasado y nunca más sucedió. Y no como algo que podemos ver a diario, incluso si no nos damos cuenta.

You May Also Like

8 Sombrereros

  1. Hola Hollie! Me muero de ganas de que puedas terminar esa novela y poder leerla porque suena fenomenal y además es algo que no se ve seguido.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que agrada leer cómo vas a desmenuzar a los personajes, aunque no sea bueno lo que salga. Es decir, bueno de bondadoso. Bueno de calidad seguramente será :)

    Hay que ver la realidad: hay personas cansadas de leer siempre lo mismo (que sí, puede gustar, pero a veces quieres leer otra cosa). Y sobre todo si se llama Nadia, me encantaría conocer más de ella.

    Un saludo y espero ver pronto la novela a la luz (si el trabajo te lo permite!)

    ResponderEliminar
  3. La violación es algo muy delicado, y como dices, algo que ninguna mujer debería sentir en sus propias carnes, pero ni la violación ni el abuso sexual, es parecido aunque no lo mismo.

    Sólo he leído en mi vida un libro que trate sobre la violación y es un tema, que por motivos personales, no me gusta tocar demasiado.

    Espero que pronto pueda ver la luz y :)

    ResponderEliminar
  4. Pues me gusta que lo trates así, de forma más realista que como en muchas novelas. Que visto lo que se lee por ahí parece hasta algo deseable y NO.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Es un tema muy manido pero con mucha chica desde el punto de vista de un escritor. Me gustan los pensamientos desagradables y realistas, siempre que estén bien llevados. La verdad es que no suele interesarme mucho la temática que presentas, pero aun así me has picado la curiosidad. A ver si dejas leer algún fragmentillo pronto.

    :-)

    ResponderEliminar
  6. Hay algo que no entendí ¿Estas recurriendo a un hecho morbo para nuestra sociedad, como es una violación, para poder escribir algo original porque ya se te acabaron las ideas o denunciar los hechos, como la violación intramatrimonial? Decis no querer plantearlo superficialmente pero por lo expuesto parece ser usado como un anzuelo para atraer a los lectores por el morbo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, anónimo! Gracias por comentar <3 Pero no, creo que no comprendiste nada de lo que escribí en mi entrada. ¿Qué sentido tiene utilizar algo tan despreciable que, además, me tocó de cerca para atraer lectores? No creo que me leas a menudo o, por el contrario, sabrías que jamás haría algo semejante. Como ya decía en mi entrada, he conocido personas que pasaron por eso y no es algo agradable. Ojalá no existiera en el mundo actual, pero no podemos controlar a todos esos hombres que cometen un delito tan atroz, ¿verdad? A lo que me refería con mi entrada, para resumir, es que Nadia (la protagonista de la historia) apareció en mi cabeza y me contó su historia. Y en ella, hay ese episodio tan traumático. Siempre escribo lo que mis personajes me cuentan, no elijo un personaje y le busco una historia, no soy de ese tipo de escritores. Pero, lamentablemente, me he encontrado muchas novelas en la actualidad que sí tratan el tema como algo superficial. No profundizan las emociones de la chica, como que todo pasa "fácilmente" y es como quien cuenta que le robaron el bolso. Y no me gusta, porque sé que esa no es la realidad. Así que cuando me puse a escribir esta historia, sabía que yo no quería cometer ese mismo error. Quería narrar todo lo que el personaje me pidiera, por más oscuro, directo o crudo que fuese. Porque una violación no es algo bonito, aunque luego la víctima conozca el amor. Lidiar con eso a lo largo de la vida es muy, muy complicado. Y eso es lo que quería transmitir con esta novela. Quería ser lo más realista posible, siempre que esté dentro de los límites del mundo de Nadia, de su historia, de su vida.

      Espero que ahora sí lo entiendas. ¡Un saludo!

      Eliminar
  7. Hola, soy una chica, tengo catorce años, y aunque parezca un poco brusco he sido victima de agresiones sexuales por un compañero de clase.
    Quiero aclarar, que no explico esta horrible situaión porque sí, sino para animarte en tu novela.
    Desgraciadamente la violacion es un tema que se mantiene muy a la sombra para le gente de mi edad. Yo misma, después de la agresión creía que todo era cupla mía. No fué hasta unos días después, que recordé un libro llamado Just Listen de Sarah Dessen, el que se dá una situación parecida a la mía, que me planteé realmente que la situacion era grave.
    E incluso cuando el chico fué arrestado, muchas personas de mi edad me culpaban amí de la situación, porque realmente no eran concientes de lo que estaba pasando.
    Por lo tanto, te agradezco que escribas sobre este complicado tema a un público adolescente, a ver, si poco a poco, el mundo és más conciente de que estas situaciones suceden más cerca de lo que parece.

    ResponderEliminar

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.