El futuro de Frozen.

Rebuscando en los papeles de mi escritorio, vi el contrato que tenía con la editorial que publicó Frozen allá por 2013 y me he dado cuenta que ya cumplió del todo en abril de este año. Eso me ha sorprendido porque el tiempo ha pasado volando para mí. Y para Frozen, cuya historia no destacó mucho y es una pena, porque considero que es una buena historia. Sí, aunque esté mal que yo lo diga porque soy la escritora. Pero yo le tengo mucho cariño a los personajes que llenan esas páginas, casi 500, que se dice pronto. Y por eso ahora quiero hacer algo bueno por esta obra, como por ejemplo, bajarle el tono a las escenas eróticas y a las disputas de los protagonistas. Una de las cosas positivas que me llevo de esto es que, pese a la falta de promoción y reconocimiento, me he quedado con las valoraciones positivas y negativas de los lectores que tomaron su tiempo en leer de principio a fin Frozen. Y quiero mejorarla para dar lo mejor de mí, otra vez. Siempre hay tiempo de hacer las cosas mejor.

Si no tienes mucha idea sobre Frozen, te contaré un poco, por si así te entran ganas de leerla en el futuro. Frozen es una bilogía que escribí en 2011. Tardé cuatro meses en terminar la primera parte, y consta con más de 140,000 palabras y más de 400 páginas a Word. Es la primera novela romántica adulta mezclada con algo de ciencia ficción que escribí. La segunda parte, Burned, aún no la he podido terminar. Pero también hay una precuela llamada Crystal city. Aunque Frozen termina de forma más o menos autoconclusiva, la segunda parte cierra algunas cosas que quedan en el aire en la primera parte. Aunque no influye mucho ya que aunque se leyera sólo Frozen, todo quedaría explicado. Al menos los acontecimientos que ocurren en el libro. La segunda parte, Burned, tiene como protagonistas a dos secundarios muy importantes de Frozen.

La editorial se interesó por la publicación de la misma tan solo un año después de escribirla, y salió dos años después que puse el punto y final. Desde entonces lleva 2 años en el mercado, aunque creo que no se le ha dado el lugar que le corresponde. Aunque esto, por supuesto, también es culpa mía. Y asumo mis responsabilidades, por eso deseo enmendar errores y que haya personas que se enamoren, como yo, de esta historia sobre corazones heridos, una coporación que anhela el poder absoluto, un gobierno corrupto que atenta contra las vidas de las personas que dice proteger, y personas desesperadas por el dolor que creen en milagros que no existen. Frozen esconde entre sus páginas una historia cada vez más oscura sobre la salvación de la humanidad frente a cualquier catástrofe que pueda ocurrir.

Una de las canciones que más escuché mientras la escribía fue Fading de Rihanna, que creo que describe muy bien los sentimientos de esos dos secundarios que son fuego puro y serán los protagonistas de Burned. Who you are de Jessie J y Supermassive black hole de Muse fueron las otras dos canciones que escuchaba en bucle para dar rienda suelta a la historia de los protagonistas. Sobre todo en las escenas donde estaban a solas y se quitaban las armaduras. Porque Allie, la protagonista femenina, no quería volver a sufrir a manos del hombre que una vez amó. Y es que Ravn la destrozó, pero está dispuesto a recuperarla aunque su contacto sea frío como el hielo. Ya que el hielo se derrite si le das el calor adecuado.

Ahora, mi mayor deseo es mejorar la historia lo más que pueda y encontrarle una buena editorial que la mime. Aunque esto es ya más complicado puesto que la mayoría de las editoriales piden un manuscrito inédito, así que pensaré si la edito yo a través de Amazon, junto a la precuela y la segunda así como última parte. ¿Habrá suerte? Cruzaré los dedos.

You May Also Like

0 Sombrereros

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.