Quiero estar a tu lado.

Cuando un escritor tiene guardada una historia durante varios años, al momento que se sienta a escribirla por fin, experimenta una cantidad de sentimientos difícil de ordenar y explicar. Pero están ahí y lo significan todo, porque esos personajes, de algún modo, te han acompañado durante meses y meses. Y son una parte importante de ti. Al punto que los llegas a conocer como si fueran amigos de la infancia con quienes compartes muchísimos recuerdos.



Cuando imaginé Quiero estar a tu lado, estábamos en 2012 y yo estaba en una etapa donde quería escribir historias llenas de carga emocional. Si algo me caracteriza, es que siempre ahondo en mis personajes, sin importar el género que escriba, porque la psique de todos ellos me ayuda a que el lector los entienda mejor. Pero durante estos años he tenido tantos proyectos que atender que me fue imposible hacerme cargo de esta novela, que es la primera de una trilogía. Aunque cada libro tiene una pareja distinta de protagonistas, si bien los anteriores siguen apareciendo como secundarios.

Lo cierto es que al principio, esta historia era distinta, e incluso la protagonista lo era. Pero poco a poco fue perfilándose en mi cabeza y ahora tiene una personalidad fuerte que, en ocasiones, se torna frágil. Es inteligente, intuitiva, y sabe lo duro que es el mundo cuando los demás te condenan por algo que no es tu culpa. Grace es una chica de 18 años que vivió la peor época de su vida y ahora tiene que adaptarse de nuevo a la que había sido su rutina dos años atrás. Vive con una madre medio ausente y una hermana mayor incapaz de mostrar sus sentimientos después de un engaño amoroso que rompió sus ilusiones en el peor momento de su vida. Debe enfrentarse a viejos conocidos, y adaptarse a su nueva condición. Ya que ahora carece del sentido de la audición. Algo que, aunque no quiera admitirlo, le hace sentir vulnerable y expuesta como nunca lo estuvo.

Por otro lado, Zachary es un chico que pretende vivir su vida despegado de todo y de todos. No le rinde cuentas a nadie, prefiere guiarse por sus propias reglas e intuición, y sabe defender a los suyos como nadie más lo hace. Sus hermanos pequeños son su debilidad, y es mejor que nadie se meta con ellos. Ha crecido en un ambiente difícil, y sus amigos son sus pilares cuando no tiene dónde anclarse al desatarse la tormenta. Siempre se ha sentido roto, y por tanto, se siente atraído por las personas en su misma condición. Tiene un carácter ácido y difícil, pero jamás actuaría con maldad contra nadie si no se lo merece.


Ambos personajes deben encontrar un equilibrio en sus vidas, juntos y separados, pero es difícil cuando los secretos, el miedo y la culpa se abre paso constantemente entre ellos. Porque una relación, ya se amor o de amistad, no sólo se basa en quererse mutuamente. Debe existir confianza, comprensión y un cariño capaz de curar las peores heridas.

Si me decidí a subir esta novela a Wattpad, es porque quería compartir lo que encierran sus hojas. Al principio puede parecer típica y plana, pero no es así en absoluto. Tengo muy claro hacia dónde me dirijo con la historia y lo que quiero contar, y tiene momentos intensos, hermosos y complicados. De esos que están llenos de carga emocional, como a mí me gusta. Porque Grace y Zac son muy importantes para mí, y sé que ambos se merecen contar por fin todo aquello que han vivido, el uno junto al otro.

Por eso me gustaría que le diérais una oportunidad (podéis leerla aquí) y sigáis el recorrido a medida que la escriba. Prometo desvelar más detalles, y quotes, e información. ¿Os animáis a conocer a Grace y Zachary? 

You May Also Like

0 Sombrereros

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.