Primera semana del NaNoWriMo 2015.

Y ha sido un completo desastre.


Resulta que los dos primeros días no pude escribir nada de nada, y el tercero me quedaron pendientes 500 palabras. En total llevo casi 4,000 palabras de retraso para alcanzar lo que me propuse. Esto es lo que pasa cuando una empieza con mal pie y, en lugar de saldar la deuda, solo añade más palabras al marcador. Pero es que tampoco puedo dar de lado a los demás proyectos que tengo para simplemente centrarme en la novela del NaNoWriMo. Por más que quiera darle un gran empujón.

Mi cara después de ver que ya ha pasado una semana entera y no he avanzado apenas.
Cuando me propuse dedicar este noviembre a este maratón fue, en gran medida, para recuperar el hábito de escritura. Y creo estar consiguiéndolo poquito a poco. Lo importante es escribir todos los días, aunque no siempre podamos estar al pie del cañón o escribir tantísimo como nos gustaría. Me conformo con ir despacio pero constante a, como les pasa a otros, hacer demasiado los 4 primeros días y luego quedarse sin energías, ganas o, peor aún, bloqueados. Y mira que es impresionante que escriban hasta 5,000 palabras diarias y, para qué mentir, dan hasta envidia. Pero lo malo de eso es que a la larga el ritmo no lo van a poder mantener porque quieren abarcar demasiado en muy poco tiempo. Aunque yo, como siempre, apoyo a todo el mundo y les deseo toda la suerte posible para que logren alcanzar su objetivo.

¿Pero cómo lo hacen para escribir tanto? ¿Qué se echan en el café?
Entonces... ¿Cómo puedo remediar esta desventaja? Pues sobre todo, no desanimándome por los primeros resultados y pensar que todavía quedan muchos días para hacer las 50,000 palabras. Si no ha sido esta semana, seguro que la semana que viene será mejor y, en caso de no ser así, tal vez la siguiente dé más suerte. Lo cierto es que no quiero perder esta positividad ante el mes de noviembre y el NaNoWriMo. Es el primero en el que participo en serio y tengo muchas ganas de conseguir ese banner de ganador. Y si soy sincera, de ver que mi novela ha crecido mucho y vale la pena leer todo lo que sus páginas esconde. Porque esto para mí no es sumar palabras, sino sumar momentos de la bonita historia de Grace y Zack.

La culpabilidad me come por no haberlo hecho mejor.
En resumen, mi primera semana del NaNoWriMo 2015 ha sido:
  • No muy productiva.
  • Me ha ayudado a recuperar lentamente el hábito de escritura.
  • La historia va bien encaminada.
  • Estoy conociendo a muchos escritores simpáticos que también participan.
  • Me estoy divirtiendo mucho, pese al mal comienzo.
¿Y vosotros cómo vais? ¿Habéis conseguido vuestros objetivos o por el contrario habéis pinchado en la primera semana? ¡Quiero saberlo todo! Dejádmelo escrito en los comentarios <3

You May Also Like

1 Sombrereros

  1. Como bien dices, cada cuál tiene su ritmo, y no hay que dejarse guiar por los marcadores de otros. Lo fundamental de este reto es adquirir el hábito de la escritura y divertirse con ello.
    Y yo también me quedo con la gran experiencia que supone y por supuesto conocer a nuevos compañeros y contrastar opiniones y anécdotas.
    Ánimo que cada vez lo tenemos más cerca. Suerte y a por todas. ;-)

    ResponderEliminar

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.