Segunda semana del NaNoWriMo 2015.

Seguimos sin mejorar.


¿Qué puedo decir? Esta segunda semana del NaNoWriMo 2015 he tenido varias cosas pendientes, problemillas y, lo que es peor: trabajo. Pensaba que ya no tendría que acudir cuando, de repente, me llama la jefa para que vaya. ¿Y qué otra cosa puedo hacer? Pues dejar de escribir para poder ocuparme de lo demás, que también es importante. Lo cual desemboca en menos tiempo del que ocuparme de este maratón que ya está a su mitad y al que le debo, ni más ni menos, casi 15,000 palabras para ponerme al día.

¿En serio ya han pasado 2 semanas?
A estas alturas de mes yo ya tengo muy claro que no voy a conseguir esas 50,000 palabras en este NaNoWriMo. No solo porque he tenido inconvenientes, sino porque también tengo que ocuparme de otra novela que escribo a la par y no puedo dar de lado. Mucho menos ahora que ya está en la recta final y le quedan muy, muy pocos capítulos. ¿Conclusión? Me temo que tendré suerte si llego a las 30,000 palabras de aquí a final de mes. Y con eso, a decir verdad, ya me daría por satisfecha porque significa que vuelvo a coger el ritmo con la escritura y, lo que es mejor de todo, a escribir bastante.

Mi fatídica trayectoria en el NaNoWriMo 2015.
Es cierto que antes, hasta hace dos años, escribía un montón. He llegado a escribir más de 70,000 palabras en un mes y eso era genial. El problema es que el trabajo rompió mi hábito de teclear todos los días y ahora tengo que recuperarlo. Eso ya me retrasa bastante, y aunque sé que son menos de 2,000 palabras diarias, durante todo el mes de noviembre, lo cierto es que no he podido con él. A veces solo aparecen piedras en el camino que te hacen alejarte de tus historias y tener que ocuparte del mundo real. Estoy muy segura de que muchas personas me entenderán. E incluso a veces, los escritores también tenemos días en que nuestros ánimos no son los mejores y tenemos que hacer una pausa. Sobre todo nosotras, las mujeres, cuando se acercan esos días infernales del mes que te dejan fuera de juego aunque no quieras.

La vida lanzándome balones que no sé esquivar y que me retrasan en la escritura.
Pero no todo es negativo. Lo bueno de esto es que aún quedan 13 días por delante y estoy segura de que servirán de mucho si le pongo empeño. La verdad es que me considero una persona bastante positiva en este sentido, y si no pueden ser las 50,000 palabras, serán 30,000 pero al menos valdrá la pena. Porque la historia de Grace y Zack me está encantando y creo que descubro cada vez más cosas que todavían estaban a oscuras en mi cabeza. ¿Quién dice que todo está perdido? Lo importante es que la historia que escribimos valga la pena. Qué tiempo tardemos, es lo de menos.

Lo que sea, yo seguiré con lo mío.

Y vosotros, queridos wrimos. ¿Cómo os ha ido en esta segunda semana? :)

You May Also Like

3 Sombrereros

  1. Lo importante al final es la historia no lo que hayas escrito cada día, si sacaste una historia que te gusta ya tienes más que yo. Llevo bien el recuento de palabras, aunque no se si seguirá así, porque cada día estoy más desilusionada con la historia, no me convence, lleva así desde el principio y creo que seguirá así hasta el final. Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Este año, al igual que el anterior, no he podido apuntarme por falta de tiempo, por lo que mucha suerte a todos.
    Espero poder hacerlo el que viene.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola. Espero que tengas muchísima suerte y consigas aunque sea 30000 palabras, mucho animo!
    Muchos besos, nos leemos.

    ResponderEliminar

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.