NaNoWriMo 2015. Mi experiencia final.

Porque todo tiene su lado positivo.


Los escritores muchas veces pecamos de ambiciosos, es cierto. Pero si no lo hiciéramos, no lograríamos la mitad de las cosas que logramos. A veces no es malo ansiar cosas, porque esas son nuestras metas y nos movilizamos de tal modo que nos permite avanzar más hacia ellas, y con suerte y mucho esfuerzo, conseguir la gran mayoría. Y es que ser escritor no es fácil, no es una labor en la que solo te sientas frente a la pantalla y escribes cualquier cosa. O sí, podemos teclear cualquier cosa pero, a la larga, necesitamos disciplina y constancia. Porque sin esas dos cosas no vamos a ninguna parte.

Vamos a saco, sin pensarlo mucho.
El NaNoWriMo nos permite a los escritores escalar bastante más rápido en muchas de nuestras metas, y por eso es que nos subimos al carro y disfrutamos de la aventura de las 50,000 palabras. Pero una de las cosas que hay tener muy claras es que no todos escribimos del mismo modo, ni a la misma velocidad, ni con la misma claridad que sin estar bajo presión y, desde luego, no todos tenemos tan claro qué va a pasar en la obra. Por ello, este mes de noviembre he aprendido, observando a mi alredor, a mis compañeros wrimos, que lanzarse porque sí a este reto es como tirarse a la piscina sin saber si está llena. Y creo que muchos de ellos ya han aprendido la lección: a la próxima ya sabrán lo que van a encontrar y lo que no. Además de planificarse mejor. Porque sí, no todos somos escritores veleta. Hay quienes sin esquemas se pierden a mitad de camino y se desanima muchísimo, al punto de dejarlo, en lugar de tomarse un par de días y planificar algo rápido. Ya que después, cuando todo haya terminado, podrá editar tanto como quiera y/o necesita la obra.

Cuando estás en una reunión de wrimos y cuentas tu drama.
Entonces... ¿Es bueno participar en el NaNoWriMo? Sí, pero. Ese pero lo es todo y marca la diferencia. Bajo mi punto de vista, este maratón de 50,000 palabras alenta a los escritores más perezosos (y lamento decirlo así) y a los que dudan siempre, a que escriban sin importar qué. Ya que la gran mayoría siempre encuentran excusas para no escribir; bien por falta de tiempo, de ganas, de inspiración... Y al final el documento acaba cogiendo polvo ahí, en el cajón, sin atención del autor. Lo cual es contraproducente. A escribir se aprende a escribiendo, y lo favorable es que, aunque sea una página, se escriba todos los días. Y el mes de noviembre, con esta iniciativa, les abre los ojos y les demuestra que, si quisieran y se esforzaran un poco más, escribirían todos los días.

Por favor, solo tenéis que escribir.
Y yo no me meto en ese saco porque, pese a que me he pasado el último año escribiendo mucho en pocos días de la semana, no era por falta de ganas. Sino porque el trabajo (al ser nocturno) me impedía tener unos horarios que cuadrasen y, por consiguiente, perdí el hábito de escribir diariamente. Sé que suena a excusa, de todos modos, pero no lo es. Cuando tienes que entrar al trabajo a las 10, salir a las 8 de la mañana, dormir parte del día y volver a comer, arreglarte y regresar al trabajo... Llega un momento en que las horas para escribir escasean. A diferencia de cualquier otro trabajo, yo no puedo usar unas horas en la mañana, o al mediodía, o en la noche. Porque debo estar despierta toda la noche en horario laboral. Y lo que pretendía al presentarme en este maratón fue, precisamente, recuperar ese hábito y saltármelo solo los días que vaya al trabajo, que son muy pocos. De ese modo, las historias fluirían mejor y yo no estaría tan agobiada por no teclar más días al mes. ¿Y lo he conseguido? A medias. Debo decir que sigo sin escribir todos los días, pero... escribo más que antes. Y eso ya es un logro. En la novela que presenté en el NaNoWriMo de este año, escribí 20,000 palabras más las 15,000 de la otra novela que escribo a la par. Sé que no son 50,000 en total, pero está muy, muy bien. Les he dado un empujoncito y ahora es más fácil para mí ponerme con ellas. Ya que, como decía anteriormente, por alguna extraña razón una de ellas se me hacía difícil.

Con ese regusto agridulce, me despido de noviembre y de mi primer NaNoWriMo con la esperanza de que, al año que viene, me haga con el diploma de vencedora y todo haya ido mucho mejor. Le tengo muchas ganas al 2016, creo que como muchos de vosotros. Así que, este año, les doy mi enhorabuena a todos los ganadores que ahora celebran sus logros y han logrado avanzar muchísimo con sus historias, e incluso terminarlas. ¡Es tan bonito ver la emoción de tus compañeros!

Enhorabuena, wrimos.
Por mi parte, yo me quedo con las cosas buenas que he encontrado por el camino de este mes. He conocido gente nueva, compañeros escritores, he descubierto lo divertido que es ponerte metas diarias y semanales, hablar de ello en el blog y curiosear a ver qué hacen tus compañeros. Este mes de noviembre ha valido la pena y, pese a no haberlo conseguido, me llevo un buen recuerdo que atesoraré siempre. Ojalá que siga sabiendo más de esos compañeros wrimos a lo largo de los meses y volvamos a reencontrarnos el año que viene, con un nuevo reto de 50,000 palabras por delante.

Y, a los que os habéis unido al blog en estas semanas y habéis comenzado a seguir mi aventura como escritora, lectura y chica random, os agradezco enormemente el que estéis por aquí. Me he llevado una agradable sorpresa, y estoy deseando conoceros más y, por el contrario, que vosotros me conozcáis mejor. A mí y, sobre todo, a mis historias.


En conclusión, lo que me llevo del NaNoWriMo 2015, finalmente, es:

  • Haber medio recuperado mi hábito de escritura.
  • Enamorarme de los personajes de la nueva novela que escribo.
  • Conocer escritores y compañeros muy agradables.
  • Compartir mi aventura con ellos.
  • Que más gente me conociera; a mí y mis historias. Y mi blog.
  • Escribir bastante.
¡Y eso es todo! ¿Cómo ha sido para vosotros este maratón? Me muero por saberlo todo :)



You May Also Like

5 Sombrereros

  1. Hola, Hollie! Me alegro de que hayas sacado algo bueno del NaNoWriMo. Yo generalmente no me apunto porque sé que no tendré tiempo (los estudios me tienen un poco consumida, y si no es eso son otras cosas), pero tengo mi propio reto con una amiga para escribir al menos algunas palabras a la semana. Nuestro límite está en 5000 y, aunque no lleguemos, nos alegramos saber que hemos conseguido escribir jeje.

    En fin, me alegra leerte. Me pasé por tu wattpad para guardar una de tus historias y de paso seguirte ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Hollie!

    Siempre digo que el NANOWRIMO pone como meta 50.000 palabras pero que su verdadero propósito es animar al escritor vago a que continúe o empiece, así que lo has plasmado a la perfección :) Ya vas 15.000 palabras más avanzada que cuando empezaste Noviembre y 20.000 más en tu nueva novela (¡dos novelas al mismo tiempo! No sé cómo lo haces, a mí apenas me da para una), así que debes sentirte orgullosísima :)

    He estado leyendo tu post sobre Frozen, y antes de nada, quiero felicitarte porque aunque no parezca gran cosa, has hecho realidad el sueño de muchas personas (entre las que me incluyo): publicar. Independientemente de que haya tenido o no éxito, que una editorial se haya interesado por tu historia y que hayas podido verla en papel es maravilloso <3 (la buscaré en librerías para tenerla porque me encantaría leerla y me hace mucha ilusión después de haber leído un poco tu historia^^) Así que ánimo con la reedición y suerte con las nuevas novelas y todos los proyectos que te plantees de aquí al futuro.

    Un placer haberte conocido en este NaNoWriMo ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡HOla Hollie!

    Me alegro que te haya sido una buena experiencia. Ojalá puedas escribir mucho más en 2016. El NANOWRIMO me parece un buen propposito, una forma de animar el escritor, pero lastima que ni todos se animan...

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Hola, acabo de conocer tu blog y ya me quedo siguiendote, te invito tambien al mio, besitos y nos leemos
    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Nunca he pensado en hacerlo pero me encanta que os guste tanto la experiencia <3

    ResponderEliminar

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.