Escribo en internet, y no soy una fracasada.

Pocas veces escribo en mi blog para quejarme de algo. Creo que esta puede ser la primera vez que lo haga, aunque no quiero pillarme los dedos afirmando una cosa de la que no estoy segura. Pero al ser este un espacio personal donde puedo volcar todo lo que se pase por mi mente, dentro de unos límites, he decidido dar el paso hoy de romper el dique sobre algunas cosas que muchos escritores debemos aguantar por parte de gente ignorante y con mucho tiempo libre que se dedican a meterse donde no les llaman. Y aún peor: juzgar el trabajo y las decisiones ajenas como si tuvieran ese derecho.

Voy a partir todo este post diciendo que yo soy una escritora que ha trabajado abiertamente en internet desde el 2008. Empecé a subir algunos trabajos en el foro de Crepúsculo (el cual ni sé si todavía sigue abierto) y conocí muchísima gente que a día de hoy sigue en mi vida, y son chicas geniales. Mostrar de ese modo lo que escribía me abrió muchas puertas, me hizo conocida de cierto modo, pero también me abrió los ojos con respectos a muchísimos temas. Plagio, envidia, acosos, haters, y una larga lista. Así como encuentras buenas personas, que valoran lo que hacen y se emocionan con ello, también se encuentran personas con mucho tiempo que o toman tu trabajo como suyo, o hacen copias mediocres, o se dedican a criticarte por cada rincón que encuentran como si eso fuera a conseguir borrar todo tu camino. Al menos, en mi caso, no ha sido así. Aunque reconozco que algunas veces no me ha faltado ganas de coger mis cosas e irme para no volver.

Tampoco voy a mentir. He tenido mis épocas de estar inactiva como escritora en las redes sociales, pero siempre por problemas personales que me han apartado de aquí. Para ofrecer algo al público, tienes que estar al 100%, o intentarlo. No vale dar cualquier cosa, y las épocas difíciles te agotan la energía. Además, los tiempos cambian, las personas maduran y evolucionan, y buscan probar cosas nuevas o coger caminos distintos. Y esto no tiene nada de malo. Todo en esta vida es respetable, siempre dentro de unos límites y, sobre todo, siempre que no influya en la vida de nadie.

¿Por qué hablo de esto? Porque me cansa oír la misma historia de siempre: los que escribimos en internet somos unos fracasados que no nos lee ni nuestro abuelo y que ninguna editorial quiere. ¿Veis a lo que me refiero? Hay gente de todo tipo en este mundo, pero si algo no soporto es que se hable sin saber y se juzgue gratuitamente un tema del que no tienen idea.

Empecemos porque ningún escritor es un fracasado. Los fracasos de cada escritor nacen de sí mismos, de donde quieran ir y de si lo consiguen o no. Cada escritor se marca sus propios sueños y sus propias metas, y el fracaso forma parte del trayecto, y no por subir sus trabajos a internet significa que ya no lo quieran ni en su casa. Hay millones de motivos por los que una persona decide aventurarse a mostrarse al público a través de un blog, una red social o cualquier página dirigida a la literatura. Esto es tan respetable como el que publica con una editorial, o se autoedita. No porque decidas coger un camino distinto al "tradicional" significa que estés fracasando en la vida. ¡Basta de mitos absurdos!

Hay que tener muy en cuenta que cada escritor merece respeto, sin importar dónde deje ver sus obras. Uno no está por encima de otro, y el talento es relativo. El arte depende de qué ojos lo miren, en todos sus ámbitos, y no se debe menospreciar el trabajo de horas de una persona que con toda su buena fe solo quiere hacerse un pequeño hueco en este mundo lleno de escritores.

 Ahí fuera, en cualquier librería, hay muchos autores que han llegado a publicar de forma tradicional gracias a haberse dado a conocer en internet. E incluso autopublicándose. Y esto se debe a que los tiempos han cambiado y podemos mover nuestro trabajo de forma más cómoda y directa, llegando al público sin restricciones. Internet nos da un abanico muy amplio de posibilidades para ser algo más que un escritor que trabaja duro y guarda sus manuscritos en un cajón mientras espera a que una editorial capte su propuesta. Internet está lleno de personas con ganas de leer cosas nuevas, y de escritores que solo quieren entretenerse subiendo fanfics, relatos, poemas o novelas y compartirlo. Y eso no tiene absolutamente nada de malo.

Entonces... ¿por qué yo me tomo la molestia de subir mis trabajos? Porque me gusta compartirlo y conocer gente que disfrute de los mundos que creo. No subo todo lo que escribo, porque hay novelas que están más trabajadas y que, bajo mi criterio, tienen más posibilidades para que una editorial la capte. Debido a que muchas editoriales tienen como política que solo aceptan manuscritos inéditos, uno tiene que vigilar bien lo que sube y lo que no. Con esto no quiero decir que no trabaje por igual mis novelas, o que las historias que comparto en internet tienen menos valor. No. Para mí, cada novela tiene mucha importancia. Son parte de mí, de mi aprendizaje, y son como pequeños hijos que doy a luz con el paso de los meses. Pero es cierto que hay novelas que tienen una historia más sencilla y son más fáciles de escribir, o que simplemente me apetece subir a internet a ver qué opinan los lectores. Es muy gratificante leer cada uno de sus comentarios y cómo esperan con ansias el siguiente capítulo.

De hecho, a lo largo del 2011 subí Frozen a mi blog, y tuve muy buena acogida. Un año después me aventuré a enviarla a editoriales y una le dio el sí, con lo cual salió publicada. Tres años después recuperé los derechos y decidí autopublicarla. ¿Por qué? Porque al haber estado en otra editorial dejaba de ser inédita y, aunque muchas editoriales sí la aceptaban como propuesta, preferí sacarla ya al mercado. Llevaba esperando desde 2014 para que saliera en digital y me parecía justo para muchas personas que no pudieron leerla en su momento, y no hacerles esperar más. Lo que venga con el paso del tiempo ya se irá viendo, pero yo quise subir a Amazon la novela y así lo hice. Todavía no me arrepiento, ni de todas las que he compartido en mis blogs, en foros o en Wattpad. ¿Y queréis saber algo? Tampoco me siento una fracasada por compartir ciertos escritos en un mundo tan abierto como es internet.

You May Also Like

4 Sombrereros

  1. Hollie, me parece estupendo que compartas estas reflexiones en el blog (a mí no me ha parecido una queja en absoluto). Como bien has apuntado, el fracaso no viene porque a algunos les parezca, al no haber publicado con una editorial. Quiero decir, ¿cuántas personas escribiran por puro hobbie y subirá sus textos para compartirlos con los demás, sin intención de dedicarse a la escritura profesionalmente?
    Tú sogue tus metas, tus proyectos y tus ilusiones. Los demás que se centren en las suyas y no se dediquen a juzgar a otros.

    (sonrisa de elefante)

    ResponderEliminar
  2. Ole, ole y ole, Holls. Es que ya vale de criticar sin saber, tienes toda la razón.
    Hay personas que se creen en posesión de la verdad absoluta y no dudan en tildar de poco válidos a quienes compartimos cosas en Wattpad cuando he leído historias maravillosas en esa plataforma, gracias a la cual di a conocer Oh My Gothess y me aventuré a escribír un fan fic.
    Al final, lo que importa es que nunca perdamos la ilusión y que tengamos ganas de seguir aprendiendo y mejorando.
    Me encanta tu web, por cierto.
    Besos alados,
    Lu

    ResponderEliminar
  3. Internet es una plataforma tan válida como cualquier otra para publicar, y además tiene mucho alcance! Y en cuanto a esas personas que hablan de fracasados, mejor pasar de ellas y escuchar solo a la gente que nos quiere, que es la que nos conoce de verdad :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. ¿Sabes? ¡También comencé a compartir lo que escribía en el foro de Crepúsculo! Me ha dado mucha nostalgia leerlo, la verdad. Yo tampoco pienso que los escritores que comparten sus cosas en internet (y no porque yo sea una de esas personas) sean unos fracasados, de hecho, es como dices, al final son publicados por editoriales o reciben buenas acogidas al ser autopublicados.

    Muy buen tema, Hollie ^^

    Saludos.

    ResponderEliminar

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.