Reescribir una novela y no morir en el intento.

O cómo sobrevivir a reencontrarte con tu yo del pasado.


Érase una vez una escritora, allá por el 2010, que quería profundizar en las emociones de sus personajes y se dedicó a escribir una trilogía que supondría un antes y un después. Dicha trilogía dejaba mucho que desear aunque la idea fuera buena. Así que esa escritora, llamada Hollie, decidió cinco años más tarde rescatarla y pulirla hasta que brillase con luz propia.

Sí, lo sé. Es una historia conmovedora. ¡O no! ¿Sabéis lo difícil que es para alguien reescribir una novela? ¿No? Siempre he creído que corregir es una cosa y, rehacer el trabajo, otra. No soy de las que eliminan y vuelven a escribir lo mismo porque creo en la crudeza de las escenas al salir de ese modo. Lo cual no significa que, a la hora de la corrección, lo deje todo tal cual. Pero resumiendo mucho: no suelo modificar gran cosa.

Por eso para mí es un auténtico reto el hacer de una novela algo mucho mejor de lo que era. Tengo dudas, y miedos. ¿Qué pasa si pierde la esencia? ¿Qué pasa si modifico demasiado? ¿Y si no está tan mal como yo creo? Vueltas y vueltas le doy al asunto y siempre llego a la conclusión de que debo dejarme guiar por mi instinto. Ahora mismo no he explotado de forma suficiente esta novela, que creo que es una de las mejores historias que he creado, y mi deseo es que, si algún día llega a vuestras manos, os emocione tanto como a mí me emociona a día de hoy.

No voy a entrar en detalles de qué proyecto es porque dicen que, cuanto menos cuentes de algo, más se cumple. Pero aún así estoy feliz de poder retomar viejas historias que quedaron en el cajón, cogiendo polvo, durante años. Ninguna novela se merece eso, soy consciente. Y ahora que este género está en alza, sé que es su momento y voy a pelear porque cada página valga la pena ser leída. Los personajes me tienen completamente idiota; ¡no dejo de suspirar a cada rato! Me ocurría entonces y me vuelve a ocurrir. El amor de escritora no tiene límites, ¿verdad?

Y no solo de personajes vive una historia, también está el mundo que la envuelve, los misterios, las idas y venidas, los sentimientos... Una de las cosas que más me gusta plasmar en mis novelas es, precisamente, los sentimientos que vuelan de una página a otra. Explicar por qué los personajes no son ni buenos ni malos, sino que se mueven por el gris ya que, aunque para algunos alguien haga cosas terribles, para otros será algo digno de recordar. Es lo que intento aprender a plasmar lo mejor posible cada vez que me aventuro en una nueva historia. Esta trilogía me hace recordar mis propósitos de entonces para ir más allá de la simpleza de volcar escenas sobre el papel y ya. En ocasiones el peso lo llevan las emociones, las que quieres transmitir al lector y tocarle el alma. Si lo conseguiré o no, aún está por ver.

Una de las ventajas de tener blog es que puedes volcar todos tus pensamientos y leerlos años después, y saber cómo fue el trayecto de escribir una historia de forma mucho más clara. Y estoy muy segura que muchos de vosotros, que estáis al otro lado de la pantalla ahora mismo y sois escritores, también os habéis puesto en mi pellejo alguna vez. ¿Cómo fue el proceso de reescritura? ¿Cómo afrontaste el reto? ¡Quiero saberlo todo!

Y, mientras me lo dejáis, voy a seguir perfilando cosas que los personajes no dejan de rondarme la mente día sí y día también.

You May Also Like

5 Sombrereros

  1. ¡Mucho ánimo con este proyecto! Reescribir siempre es algo que da miedo (lo sé por experiencia), pero estoy segura de que no perderá la esencia, solo mejorarás lo que escribiste en su momento por la experiencia que has ido cogiendo poco a poco ;)

    Muchos saludos <3

    ResponderEliminar
  2. ¿Marcadada? ¿Morphine? mmmm, me dejaste con la intriga de saber de qué trilogía hablas. Yo solo reescribí el comienzo de una novela y simplemente fue borrar el documento anterior y empezar en uno desde cero. Lo que me decían los personajes no tenía nada que ver con lo que había escrito hace tiempo.

    Mucho ánimo con esto, y encantada de ayudarte si quieres <333

    ResponderEliminar
  3. Hola! Yo todavía no escribí una novela porque me siento más cómoda con relatos breves y micros: son más fáciles de manejar. No me funciona para nada la espontaneidad en la escritura, soy de planificar y darle una y otra vez hasta que queda lo más cercano a lo que quiero (la perfección no existe, pero me gusta acercarme a ella tanto como pueda XD). Tampoco me disgusta editar y corregir, aunque es difícil, y te entiendo perfectamente. Llega un punto en que te volvés loca, ya sea porque te hartaste, o porque no sabés si estaba bien antes o después de retocar XD Para eso creo que te conviene pedir ayuda a un lector beta o corrector profesional, alguien que te oriente y te dé su opinión desde afuera. Puedo recomendarte un par que conozco, si te sirve ;) Pero ánimo, que si creés que tu novela vale la pena, entonces todo el trabajo que le pongas se va a notar, y los lectores te lo van a agradecer. Te deseo mucho éxito!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Que bonito es tu blog jeje, yo sería incapaz de escribir una novela... se me da bastante mal hasta los relatos jaja... Gracias por tus consejos ^^
    He seguido tu blog, ¿Me seguirías devuelta?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Uf, yo llevo muy mal eso de leer lo escrito por la Claudia del pasado jajaja Pero mal, mal. La verdad es que normalmente lo que hago es borrar y listo, empezar de cero. Espero que consigas todo lo que quieres con esta reescritura, que seguro que sí, la experiencia siempre es un factor importante :P

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.