Preparándome para el NaNoWriMo 2016





¡Hola a todos! Apenas quedan unos días para que inicie el Nano de este año (permitidme acortarlo así porque es un fastidio tener que escribirlo de forma completa todo el tiempo) y los nervios están danzando con libertad por mi estómago. Siento que este año es mi año, donde conseguiré por fin ese logro y decir, en diciembre, que yo sí he logrado escribir las 50,000 palabras en total. Aunque admito que mi sueño es conseguir unas cuantas más, pero no quiero pecar de ambiciosa, ya que ese es mi talón de Aquiles muchas veces en todos los ámbitos de mi vida.


Tal y como comentaba en mi entrada anterior, este año no participo con una novela, ya que eso lo hice los dos años anteriores, cuando fui participante, y no conseguí nada. Soy una escritora que abarca demasiado cuando está cargada de energía, ganas e inspiración, y eso me empuja a escribir más de una novela al mismo tiempo. Ergo, no voy a dejar ninguna de lado en estas semanas que me esperan por delante, sino que jugaré a repartir las 50,000 palabras en todos mis proyectos actuales. Solo así estaré trabajando en lo que me gusta sin sentirme presionada a escribir de una sola novela sabiendo que tengo otras en pausa que deben ser escritas sí o sí.

Digamos que siempre he abarcado demasiado. Esto no es un problema para mí, rara vez he tenido que dejar pausados otros proyectos por centrarme en uno solo. De hecho, soy incapaz de trabajar en una sola novela por vez. Me saturo. Y, justo al contrario, me siento libre cuantas más novelas o relatos escribo al mismo tiempo. Rara, me dicen. Pero sé que no existe nada imposible y que cada escritor conocemos nuestro método de trabajo, lo que nos funciona y lo que nos bloquea, y nos preparamos en función a ello.

He comentado infinidad de veces que no soy una escritora de mapas, sino veleta. Me dejo llevar siempre por lo que mis personajes quieren aunque, por supuesto, tengo escenas y ciertas estructuras bases en las que trabajar. Me lanzo a la aventura de escribir una novela sin saber cómo acaba, qué ocurrirá o cómo serán realmente los personajes... y me funciona. Tengo en mi mesa las libretas de los proyectos en los que estoy inmersa, con un montón de anotaciones, canciones, diálogos, escenas... Post its de colores y formas, mis dos corchos listos para soportar el peso de las cartulinas donde escribo los personajes de cada novela y listas en Spotify que me servirán de banda sonora mientras dejo que mis dedos tecleen con libertad. ¡Y estoy tan emocionada! Mi rutina no es una rutina en sí, sino que escribo cuando puedo y me apetece (ventajas de cuando se está en paro). Antes lo hacía por las noches, pero dejé de ser un ente nocturno y empecé a trabajar por las mañanas, aunque ahora he vuelto a ser más activa cuando el sol se va y esa nostalgia de viejos otoños me persigue. Así que realmente no me voy a poner un horario para noviembre, sino que escribiré mis palabras diarias del Nano en base a las horas que más fácil me resulte concentrarme en lo que hago.

Creo mucho en mí misma este año, sé que después de la racha que he pasado, donde mi yo escritora parecía marchita, es ahora cuando al fin he vuelto a ser quien era. O quizás soy incluso mejor. Porque lo bueno y lo malo siempre influyen en cada uno de nosotros y eso se refleja a la hora de escribir. Y este NaNoWriMo me va a dar el empujón que necesito para establecer por fin una rutina de escritura sólida, pues como ya comenté alguna vez el año pasado... se tardan 21 días en coger un hábito y mantenerlo. ¡Y yo voy a por todas! Ojalá que me sirva mucho este reto, y también a mis compañeros nanos, que como cada año es un gusto verlos por estos rincones y saber que bien o mal, se divierten y aprenden cosas nuevas.

¿Mis metas este año? No son muchas, pero son concisas:

  • Obtener un hábito de escritura que no se tambalee.
  • Pasármelo bien junto a mis compañeros nanos.
  • Actualizar el blog cada pocos días contando mis progresos por si a alguien más le motiva a seguir.
  • Adelantar todos mis proyectos de forma lenta pero continua.
  • Ganar mi primer NaNoWriMo.

Y vosotros, compañeros nanos, ¿cómo os organizáis? :)

You May Also Like

0 Sombrereros

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.