Un instante



Hacía tiempo que quería escribir esta entrada y contaros sobre uno de mis nuevos proyectos que, como viene siendo costumbre, estará disponible por capítulos en Wattpad hasta terminarlo. Y luego, al igual que sus compañeras, saldrán en Amazon. Aunque esto es adelantarse demasiado cuando apenas acabo de subir el primer capítulo para su disfrute, ¡pero no me puedo resistir!

Algunas semanas atrás apareció una pequeña trama en mi cabeza, que hablaba de un chico que tenía que sacar adelante a su hija después de dejar a su novia embarazada cuando ambos eran unos adolescentes. En un primer momento pensé que sería RA, pero cuanto más pasaban los días, más claro tenía que no sería de ese modo porque en mi cabeza resonaba la voz de Oriana, la otra protagonista. La chica de pueblo que quiere estudiar en la universidad y aprender a relacionarse (algo que nunca se le ha dado bien), conocer el mundo que durante mucho tiempo se le privó y, sobre todo, conocer el amor. Porque a pesar de haber tenido pareja, nunca se ha enamorado de nadie. Y es que cuando provienes de un mundo donde tus padres son conocidos y debes guardar las apariencias, todos tus movimientos son seguidos con lupa. Y Oriana, al igual que su hermano, se ha cansado de eso. Por eso, perseguida por una curiosidad extrema de vivir una historia como las de las películas, se embarca a vivir independiente de sus padres y estudiar lo que siempre ha querido. Lo que no sabe es que a veces hay decisiones que lo cambian todo, para bien y para mal.

En mi cabeza las piezas iban encajando, los personajes y las escenas que aparecerían en la novela y que muero por escribir. Algo dentro de mí me hablaba de una novela new adult que hablase sobre dos personas que han estado marcadas por cosas distintas pero que las condicionan de cara al futuro, y que van a demostrarse que, a veces, solo basta con tomarse un instante para descubrir nuevas salidas. Ver que uno es todo lo que quiera ser y que los acontecimientos de la vida no pueden condicionarnos de cara al futuro. Esta idea hablaba de dulzura, de optimismo, de drama, de superación, de sensualidad y de sonrisas. Una mezcla que me ponía los vellos de punta cuantas más cosas apuntaba en mi libreta (y creedme, son muchas). Os aseguro que cada escena me hacía tener más ganas de abrir el Word y escribir sin parar... Hasta que lo hice.

Porque sí, estoy así de loca, escribiendo varios proyectos a la vez como cuando tenía 22 años y no me importaba nada que no fuese disfruar de los mundos que nacían en mi cabeza. Supongo que nosotros, los escritores, nunca abandonamos del todo ciertos hábitos. Me estoy dando cuenta que siempre seré la escritora que no puede escribir una sola idea porque su mente crea más rápido de lo que sus dedos escriben. Cosas que pasan. No seré yo la que se queje después que estuve casi cuatro años sin apenas escribir ni un tercio de lo que siempre escribía, debido más que nada a mi vida privada.

Ahora vuelvo a tener ideas, muchas, y Oriana y Alexei vienen pisando fuerte con respecto a las demás. Quieren que les escriba su historia y... ¿quién soy yo para negarme? Lo que más deseo es zambullirme en la ciudad donde transcurre, entre sus calles y rincones, entre esos cruces de miradas antes que se den cuenta de lo que están haciendo. La tensión sexual, el destello de esperanza, la magia del amor revoloteando en el aire. Las segundas oportunidades que todos nos merecemos. Quiero escribir hasta poner la palabra fin y que os enamoréis de estos dos del mismo modo que yo lo he hecho. Porque os aseguro que pongo cada pedacito de mí en cada página que escribo para transmitiros lo que Oriana y Alexei sienten.

Por eso, hoy os invito a que leáis su historia por capítulos en Wattpad y la vayáis saboreando a fuego lento. Y que si finalmente lo hacéis, os guste y os haga vivir buenos momentos <3

You May Also Like

0 Sombrereros

En la caja de comentarios se reciben todas las opiniones, siempre y cuando no contenga spam y/o faltas de respeto hacia el autor del blog y otras personas. Gracias.